Pacientes con infección grave de covid-19 podrían desarrollar delirios, agitación y problemas mentales a largo plazo, según estudio

El delirio, la confusión y la agitación pueden ser comunes en pacientes con infecciones graves por coronavirus mientras están hospitalizados, según una nueva revisión de estudios publicada el lunes.

Los problemas psiquiátricos a largo plazo después de luchar contra el covid-19 pueden no ocurrir en la mayoría de los pacientes, aunque todavía se necesita mucha más investigación, según el estudio.

“Nuestro análisis de más de 3.550 casos de coronavirus sugiere que la mayoría de las personas no sufrirán problemas de salud mental después de la infección por coronavirus”, dijo el coautor Jonathan Rogers, becario clínico de doctorado Wellcome Turst en el University College de Londres, en un comunicado.

El estudio, que se publicó en la revista Lancet Psychiatry, analizó 72 estudios diferentes sobre dos coronavirus históricos, así como estudios actuales sobre el covid-19, tratando de apuntar cualquier vínculo entre las enfermedades y los problemas psiquiátricos.

La información sobre la recuperación posterior de los pacientes es escasa en este momento, por lo que el estudio no tenía datos sobre el impacto mental a largo plazo del covid-19, y solo 12 estudios de calidad baja a moderada para analizar en pacientes hospitalizados, siete de ellos no han sido investigados científicamente.

Además, el estudio solo analizó casos graves de covid-19 en los que las personas han sido tratadas en un hospital y, por lo tanto, no aborda el posible impacto de los casos más leves o asintomáticos de la enfermedad.

Por lo tanto, la revisión tiene muchas limitaciones, dijeron los investigadores. Los revisores externos estuvieron de acuerdo.

“Esto no es solo porque los datos son de baja calidad, sino también porque los sobrevivientes de covid-19 pueden sufrir diferentes problemas físicos y mentales incluso después de recuperarse de la fase aguda”, dijo Dame Til Wykes, vicedecana de Psicología y Ciencias de Sistemas en el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia en el King’s College de Londres.

“También regresan a un entorno diferente, con un mensaje continuo de ‘quédate en casa si puedes’, posibles preocupaciones financieras y una red de apoyo social muy reducida”, dijo Wykes, que no participó en el estudio.

“Estos efectos sociales adicionales pueden duplicar las dificultades de salud mental. Alternativamente, el hecho de que estamos ‘todos juntos en esto’ puede brindar apoyo comunitario, lo que puede disminuir los efectos psiquiátricos.

Fuente: CNN

COMPARTE AQUÍ
0Shares
Abrir chat