Costa Rica investiga a Scotiabank por cuenta ligada al expresidente Toledo CATEGORIA

San José

La Superintendencia General de Entidades Financieras de Costa Rica (Sugef) investiga al banco Scotiabank por el ingreso a cuentas bancarias de millones de dólares aparentemente provenientes de sobornos relacionados con el expresidente peruano Alejandro Toledo.

El Semanario Universidad publicó ayer un reportaje en el que el superintendente de la Sugef, Javier Cascante, confirmó que está en curso un procedimiento administrativo contra la entidad canadiense, el cual podría derivar en sanciones económicas si se encuentran irregularidades.

La investigación gira en torno a si Scotiabank cumplió con sus obligaciones de control sobre el origen de los fondos y perfil del cliente, conocidas como "debida diligencia" y "conozca a su cliente", antes de permitir que el dinero ingresara a la cuenta.

Las investigaciones de las autoridades de Perú y Brasil indican que al menos 17 millones de dólares de supuestos sobornos fueron movilizados a las cuentas de sociedades anónimas establecidas en Costa Rica.

El fiscal de Legitimación de Capitales de Costa Rica, Luis Carlos Castro, aseguró al Semanario Universidad que el banco pudo haber tenido dificultades para detectar operaciones irregulares debido al perfil del cliente.

También porque los fondos fueron transferidos de otra entidad financiera en el exterior, que tuvo que haber realizado los controles respectivos sobre el origen de los fondos.

La Fiscalía de Costa Rica informó la semana pasada que mantiene congelada, a petición de las autoridades de Perú, una cuenta bancaria que se sospecha está ligada al expresidente Toledo.

En la cuenta, que está a nombre de la sociedad anónima Ecostate Consulting S.A., hay en la actualidad 6,5 millones de dólares.

Esa sociedad está vinculada al empresario peruano-israelí Josef Maiman, a quien el exdirector de las oficinas de Odebrecht en Perú Jorge Barata identificó como el receptor del dinero de los sobornos a Toledo.

El fiscal peruano Hamilton Castro pidió la semana pasada la detención preventiva del expresidente Toledo (2001-2006) por la presunta coima de 20 millones de dólares entregada por la empresa brasileña Odebrecht para obtener la construcción de la carretera Interoceánica.

El Ministerio Público peruano informó que inició una investigación penal formal contra Toledo, Barata y Maiman, empresario amigo del expresidente que supuestamente ejerció como su testaferro.

Barata declaró al fiscal Castro que entregó una coima de 20 millones de dólares a Toledo en cuentas de Maiman en el extranjero, para ganar la licitación para la construcción de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica.

Según la fiscalía, Barata es investigado como cómplice primario del delito de lavado de activos y Maiman como autor primario de este delito.

En tanto, Toledo es acusado de tráfico de influencias y lavado de activos.

.