Organizaciones sociales y comunitarias emprenden lucha contra Covid-19, pese a falta de recursos

El trabajo comunitario abarca distintos territorios y a pesar de la falta de recursos para continuar con la iniciativa; movimientos como la Articulación Nacional Campesina (ANC), han logrado desarrollar programas preventivos, coordinados con otras entidades del área de salud para orientar a la población.

Los esfuerzos llegaron al municipio de Peralta en la provincia de Azúa, donde la Articulación representada por la activista social, Elsa Sánchez entregó mascarillas, guantes y material informativo a residentes de las zonas vulnerables. Para endurecer las acciones frente al Covid-19 en la demarcación donde se mantienen activos unos mil 743 caso del virus, también se realizaron jornadas de fumigación en las áreas sensibles y con mayores condiciones de insalubridad.

El apoyo a las medidas de prevención y lucha para detener la pandemia, también motiva a la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA), en San Cristóbal. Allí la organización que vela por el bienestar de las trabajadoras campesinas no ha limitado esfuerzo para educar y suplir con alimentos en la medida de lo posible a las familias de escasos recursos que han sido excluidas de los programas de ayuda del gobierno.

Y es que muy a pesar de que los movimientos y entidades no son tomados en cuenta de manera activa por las autoridades para hacer frente a la crisis en todas sus demás vertientes, hay otras organizaciones de carácter social que se unen al trabajo comunitario como es el caso del Equipo de Mujeres en Desarrollo de La Guáyiga en Pedro Brand, que ha logrado implementar acciones de apoyo a víctimas de violencia de género a través de los medios electrónicos.

La asesoría legal es parte de la labor llevada a cabo por esta articulación que también busca aportar su granito de arena para la mitigación de los efectos por el virus en el territorio nacional. Al tanto de las consecuencias económicos y otros efectos sociales por la pandemia, la defensa por el derecho a la salud sigue siendo bandera de estas organizaciones que nucleadas por ADESA, también han realizado diversos foros, paneles y talleres de educación con la intención de conocer la realidad por la que atraviesan las distintas comunidades del país tras la alarma sanitaria que afecta a la República Dominicana desde el 1 de marzo cuando registró su primer caso de coronavirus.

Las acciones en contra de la Covid-19 han sido fortalecidas esta semana con el lanzamiento del Plan “Covid-CERO” para prevenir y mitigar contagios de coronavirus en Santo Domingo Norte; lugar donde serán impactados 108 sectores a través de la educación, detección y prevención contra el virus. La demarcación que también será reforzada mediante la vigilancia y el seguimiento por parte de las organizaciones sociales y sectoriales es de las más afectadas por la pandemia en Santo Domingo, provincia que registra unos 21 mil 556 contagiados según datos actualizados del Ministerio de Salud Pública.

La iniciativa de desarrollar espacios de articulación territorial para enfrentar la COVID-19 fue anunciada por ADESA el pasado mes de julio, orientando a todas sus organizaciones afiliadas a promover y encabezar el trabajo comunitario de articulación con dependencias gubernamentales del sector salud.

Las medidas y esfuerzos   pretende ser llevadas a otras  localidades afectadas por el coronavirus, vía coordinación de Alianza por el Derecho a la Salud a fin de impactar a más lugares para disminuir los contagios por la pandemia que ha cobrado la vida de más de mil 953  personas en el país.

Fuente: HOY

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: