Los países que han recurrido a los fondos de pensiones en medio de la pandemia

En Colombia hace algunas semanas Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, comentaba en una sesión virtual del Congreso que “en cuanto al tema de los retiros parciales de pensiones, hemos tenido muchísimos avances. No tenemos la decisión tomada todavía, pero ya se han tenido reuniones en el interior del Ministerio de Hacienda. Hemos hablado también con los fondos de pensiones y cesantía, y nos estamos moviendo y examinando esta importante propuesta”.

Se trata del último país que evalúa ir a buscar a los fondos de jubilación los recursos que se requieren para aliviar los impactos a la economía familiar de las personas originadas por la crisis sanitaria. Uno de los primeros fue Perú, para el cual no fue tan difícil transitar por esa vía, en consideración de que ya estaba ofreciendo una opción de retiro.

Práctica extendida

Sin embargo, este debate está lejos de restringirse a los países en vías de desarrollo. Economías más potentes también han optado por esa alternativa, de acuerdo con un estudio elaborado por la Ocde.

“Los acuerdos de ahorro para la jubilación que acumulan activos para respaldar los ingresos futuros de la jubilación, ya sea beneficio definido (DB) o contribución definida (DC), están experimentando una tensión sin precedentes debido al brote de Covid-19 y la recesión económica relacionada”, debido entre otras cosas a los “riesgos sobre la adecuación de la jubilación a las medidas políticas que brindan alivio a corto plazo”.

Entre los países que están otorgando un acceso temprano más fácil al ahorro de pensiones se cuentan, además del vecino Perú, a Australia, Francia, Islandia, Portugal, España y Estados Unidos. En este último junto a Finlandia, también se están otorgando préstamos que salen desde los fondos en cuestión.

El objetivo general, de acuerdo con la Ocde, es “brindar apoyo financiero y mejorar el bienestar a corto plazo a los miembros del plan”.

Modelos

Como en Perú, en varios casos ya se contaba con alternativas para que se pudiera acceder tempranamente al dinero ahorrado para pensiones. Ese es el caso australiano, donde el paquete gubernamental para enfrentar el coronavirus incluyó una ampliación hasta el 24 de diciembre de los criterios de elegibilidad. Una línea similar siguió Portugal, con la diferencia que la determinación se tomó en el Congreso, con una ley que fue promulgada el 10 de abril.

Lo que comparten también las economías desarrolladas, a la hora de establecer este tipo de alternativa, es la definición de criterios bien específicos. Por ejemplo, en España, mediante el decreto firmado el 14 de marzo por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, se estableció que las personas que podían acceder a sus fondos de pensiones eran aquellos que “estén temporalmente desempleados debido al brote de Covid-19; no pueden trabajar, ya que los empleadores están obligados a cerrar al público debido al cierre patronal; y autónomos registrados en la seguridad social e incapaces de continuar con sus actividades”, detalla el informe de la Ocde.

En el caso de Estados Unidos la alternativa quedó incorporada en la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus. Aunque antes se podía, al retirar se cobraba 10%, lo que fue eliminado temporalmente.

Perú figura como el pionero en la región

A partir del 18 de mayo los peruanos comenzaron a postular para retirar parte de sus fondos de pensiones, en una iniciativa diferente a la que se estableció en 2018. De acuerdo con una ley promulgada el 30 de abril de 2020, los peruanos que tengan una cuenta inferior a 4.300 soles (US$1.228) podrán retirar todos sus ahorros previsionales, mientras que los que superen ese umbral podrán acceder a un máximo de 12.900 soles.

En Australia es parte del paquete del gobierno

Acceso a fondo de pensiones de 10.000 dólares australianos (US$7.365), primero hasta fines de junio y luego hasta fines de septiembre, tendrán los australianos de acuerdo al paquete gubernamental ofrecido por el gobierno en el marco de la crisis por coronavirus. Se trata de un beneficio al que podrán postular las personas que estén desempleadas o hayan experimentado una reducción del 20% o más en las horas de trabajo.

Fuente: LT

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: